sábado, 28 de noviembre de 2009

Antojos...

Estos días he tenido unos antojos absurdos de escribir, me dan cuando voy en la buseta sin ninguna herramienta a mano para por lo menos escribir una vaga idea y luego desarrollarla, cuando estoy en la ducha con un sombrero de espuma sobre mi cabeza, cuando estoy a la mitad de una de las clases de canto que dicto, cuando camino por la calle cruzando la avenida, cuando estoy en medio de un evento trabajando ya sea en logistica, presentando o animando desde el master del sonido, cuando estoy en cualquier lugar haciendo cualquier cosa donde no puedo ni tengo la oportunidad de realizar un escrito.

Se me ocurren las palabras precisas de cómo empezar, el tema de actualidad en fin, una cantidad de cosas extraordinarias que a la hora del té como en este momento donde puedo y tengo todo a mi disposición mi mente está completamente en blanco.

Sin embargo contar qué es lo que me sucede ya es un tema y de actualidad, quiero dejar constancia de que bueno por lo menos no me quedé con las ganas de escribir, éso es una de las cosas más importantes en la vida...

Haz lo que desees hacer desde el fondo de tu ser esa es una de las maneras más efectivas y cortas de llegar a la felicidad.

:)

jueves, 19 de noviembre de 2009

Para Ella...

Ahora...

No he dejado de sentir, al contrario siento cada vez un poco más, sin embargo pienso y medito en que de verdad quiero que esté muy feliz, que sea una persona como ha soñado ser, que se sienta realizada, que siga con su vida de princesa merecida y que mejor con el principe que la mayoría sueña, ese caballero de cuento de armadura y buenos modales, buena familia, corcel negro de día, blanco de noche.

Para ella el mejor, el mejor amigo cómplice y amante, su fotógrafo creador de sonrisas, su mago de capa y sombrero de copa, su guardían de sueños, su prudente silencio en una mañana soleada, su luz encendida una noche de invierno, su mano de apoyo su brazo pendiente, su fiel oyente al terminar un día agitado, su cheff gourmet un día de domingo, su guía turístico en el místico sendero del espíritu, su tonto y dulce apunte del día, su admirado acompañante, su modesto bailarín de tango, su preparado compañero de viaje con el que recorra las maravillas del mundo, su pan integral hecho carne, su complemento hecho Hombre.

Para ella mi mejor silencio, mi mejor momento, mi mejor reflejo, mi mejor sonrisa, mi mejor canción, mi mejor aliento, mi mejor sentido, mi mejor recuerdo.

Para ella que es la mejor definición de la vida, la mejor muestra de la felicidad, el mejor aroma del amor, la mejor imagen de los sueños, el mejor color de la verdad.

Para ella que se merece lo mejor del universo.

Para tí, mi amor...